Logotipo del portal de Información Europea de Castilla y León (EUCYL); Ir a página principal

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades participa en la apertura del Seminario Europeo de Inclusión en el Medio Rural

Fuente:

Consejería de Familia e Igualdad de Oport.

Descripción:

En el seminario participan más de 120 profesionales del ámbito estatal y europeo, con representación de cerca de una veintena de países, para analizar las políticas y recursos en materia de exclusión en zonas rurales

Fecha de publicación de la Noticia:

17 de marzo de 2017

Contenido:

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha participado en el acto institucional de apertura del Seminario Europeo de Inclusión en el Medio Rural, organizado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado español (EAPN-ES) y por EAPN Castilla y León , con la colaboración de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. En este seminario están participando más de 120 profesionales procedentes de Castilla y León y del ámbito estatal y europeo, con representación de cerca de una veintena de países, para analizar las políticas y recursos en materia de exclusión en zonas rurales.

Castilla y León es la primera comunidad autónoma por superficie rural, con el 96,5 % de su superficie total, por encima de la media de España, que se sitúa en el 84,5 %, y de la europea, que representa el 80 %. Por otro lado, se trata de un medio rural con una población muy dispersa, ya que en Castilla y León el 70 % de la población vive en el medio rural, en municipios de menos de 5.000 habitantes, y el 30 % en municipios que superan los 5.000 habitantes. Esto significa un mayor esfuerzo por parte de las administraciones para llevar al medio rural los servicios necesarios para los ciudadanos. En Castilla y León, el coste de llevar los servicios sociales al medio rural supone el doble que en el medio urbano.

En la apertura del seminario, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha defendido que la inclusión social en el ámbito rural debe contribuir a garantizar la igualdad de acceso de las personas a las oportunidades, derechos y recursos, y ha reiterado el compromiso de la Junta con acercar los servicios al territorio, al mundo rural, especialmente los servicios de ámbito social a través de un modelo que en Castilla y León apuesta por una atención personalizada para atender las necesidades específicas de cada persona en cada momento de su etapa vital.

Iniciativas en innovación exportables a otros territorios europeos

Alicia García ha compartido con el auditorio del Seminario varias iniciativas específicas de Castilla y León basadas en la innovación social y que permiten la lucha contra la exclusión en el medio rural para atender las necesidades de las personas más desfavorecidas.

La primera de ellas es la Red de Protección a las familias y personas más vulnerables, que ha sido objeto de atención específica por parte de la Unión Europea, especialmente por su modo de articular el trabajo en red, que permite llegar a todo el territorio. La Red atiende a las personas en exclusión o en riesgo de caer en ella y alcanza y beneficia, a través de la red de CEAS implantados en el territorio, a todas las personas y familias con necesidades, tanto en el medio urbano como en el rural. La eficacia del modelo de funcionamiento e intervención de la Red, surgido en un contexto inicial de crisis económica, se ha revelado como una herramienta idónea para la atención de las personas más vulnerables más allá de una situación coyuntural, para constituirse en la forma ordinaria de atención a estas personas en Castilla y León, con más de 180.000 personas atendidas en 2016, a lo que se han destinado más de 180 millones de euros. Por eso se ha dispuesto en los últimos acuerdos del Diálogo Social que esta Red se consolide como forma habitual de trabajo para el futuro.

García ha recordado el Proyecto Europeo ‘PACT’, iniciativa europea de casi 2,8 millones de euros liderada por Castilla y León y en la que EAPN Castilla y León es uno de los principales socios de la Junta. Un proyecto, el ‘PACT’, enfocado a potenciar la Red de Protección y la inserción socio-laboral de los perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía con dos estrategias interconectadas: la alianza público-privada y la inversión social proactiva.

La segunda de las iniciativas se refiere a la atención a las personas dependientes, mayores y personas con discapacidad. La Junta está impulsando en el ámbito rural la creación de centros multiservicios que ofrecen servicios de proximidad que mejoran la calidad de vida y la atención a las personas dependientes sin necesidad de desplazarse a entornos urbanos. Una forma de atención que apuesta por el territorio y por la permanencia de las personas dependientes en sus propios hogares y entornos con los apoyos necesarios que favorezcan el logro de esos proyectos de vida y eviten que tengan que abandonar su entorno familiar y social. El impulso de la Junta a estos servicios de proximidad en el ámbito rural ha supuesto un incremento del 14 % en 2016 del número de centros multiservicios y de un 27 % de los servicios que prestan. Con este incremento, Castilla y León cuenta ya con 325 centros multiservicios que ofrecen un total de 914 servicios a los ciudadanos.

La tercera iniciativa se refiere a la Plataforma de Atención Socio-sanitaria al paciente crónico y a las personas en situación de dependencia que la Junta está desarrollando con la coordinación de las consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades y de Sanidad. Esta Plataforma permitirá, a través del uso de las tecnologías, aumentar las capacidades de los servicios públicos y de los profesionales. Se configura como una solución tecnológica pionera en España y en Europa en el ámbito de los servicios sociales y se dirige a las casi 85.000 personas dependientes que ya atiende Castilla y León. La Plataforma facilitará una atención integrada por parte de Sanidad y de los Servicios Sociales, global y personalizada, buscando la prevención y la promoción de la autonomía personal, y garantizar la continuidad de cuidados, a través del dialogo online e inmediato entre los profesionales de referencia tanto sanitarios como sociales de la persona. De esta forma, el sistema mejora la calidad de la atención de la persona dependiente y la propia eficacia del sistema, lo que también redunda en beneficio del dependiente, especialmente para las personas que viven en el medio rural, ya que permitirá disminuir desplazamientos y visitas en la atención de primer nivel en los sistemas de salud y social. Esta Plataforma se va a contratar a través de la compra pública en innovación.